Tendencias clave en el desarrollo del mercado inmologístico

En diciembre de 2021 el mercado inmologístico alcanzó los 2.716.000 m2 de contratación logística en España, superando los datos de los últimos cinco años.

Los principales focos logísticos del país continúan siendo la Zona Centro y Cataluña. En el primero, la superficie de contratación ha aumentado en un 12% respecto al año anterior y en territorio catalán la cifra total supone un ascenso del 118% respecto a la registrada en 2020.

También destacan otros mercados nacionales como Valencia, que finalizó el año con 565.000m2 (un 77% por encima del ejercicio anterior), Zaragoza, Sevilla, Málaga y Bilbao.

Las previsiones de futuro son positivas y se espera que el mercado inmologístico continúe creciendo considerablemente, beneficiándose del empuje de sectores como el de la moda, el comercio online y los supermercados.

Ante este nuevo panorama, en Renta Corporación estamos diversificando nuestra actividad hacia el sector logístico. Además de dedicarnos a la compra de edificios para su posterior rehabilitación y venta residencial, nos estamos dirigiendo hacia este nuevo segmento del mercado inmobiliario, ya que una de las principales características de Renta Corporación es la capacidad de adaptación y transformación a las necesidades de nuestros clientes.

La evolución del mercado inmologístico en nuestro país

Desde hace un tiempo venimos observando un cambio importante de la logística urbana, que ha afectado directamente a todos los elementos y procesos de la actividad comercial y de distribución de bienes en las ciudades.

La posición estratégica de España la convierte en destino clave para la inversión en inmobiliario logístico, hecho que ha provocado cambios no solo a nivel económico sino también en el sector tecnológico y social.

Por eso, aunque ha habido un incremento en el precio de suelo logístico debido a su escasez, el crecimiento de la inversión se espera que supere los 2.000 millones de euros en 2022.

La transformación de las ciudades

Estamos viviendo un momento clave para aportar valor a nuestras urbes y adaptarlas a las necesidades actuales de la sociedad.

El estilo de vida de la población ha cambiado y el auge del comercio online es solo un ejemplo de ello. La exigencia en una entrega cada vez más inmediata anima a las empresas a situarse más cerca de los núcleos urbanos para, además, reducir los costes de distribución y transporte.

Nuestro libro Las ciudades visibles refleja nuestro afán porque esta transformación de las urbes se haga respetando su esencia y preservando su carácter individual. Dotarlas así de edificios funcionales y de diseño con infraestructuras inteligentes que miren hacia el futuro sin olvidar su legado.

El papel de la sostenibilidad

Los centros logísticos representan mucho más que simples espacios de almacenaje. Existe una necesidad de adaptar los espacios para mejorar la calidad de vida de las personas y de contribuir al respeto del medio ambiente.

Por eso, una de las tendencias actuales es apostar por los criterios ESG (Environmental, Social y Governance) totalmente comprometidos con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) a la hora de crear activos que utilicen energías renovables y medidas para mejorar la eficiencia energética.

El know-how técnico y de gestión de activos sostenibles de Renta Corporación nos lleva a exigir la certificación LEED en nuevas promociones. Ésta, muestra nuestro compromiso con la responsabilidad social además de aportar un valor añadido de bienestar a los usuarios del inmueble.

Principios como la ética, el compromiso y la eficiencia, junto a la convicción de que las personas son la fortaleza de nuestra organización, impulsan un desarrollo más sostenible y eficiente.