El auge en la compra de edificios sostenibles

El papel de la sostenibilidad en las ciudades y en el mercado inmobiliario es un requisito casi indispensable en la compra de edificios y otras operaciones inmobiliarias. En Renta Corporación queremos participar del diseño de las ciudades, incorporando metodologías que promuevan la innovación y la sostenibilidad.

Hace años que los expertos advierten que el cambio climático es un hecho y no se detiene. Los ecosistemas se siguen deteriorando y el abuso insostenible de recursos naturales sigue aumentando. En paralelo, la sociedad junto a muchas organizaciones desarrolla nuevos métodos y técnicas para lograr ser más sostenibles y proteger el planeta.

Está claro que la compra de edificios sostenibles está en auge y desde Renta Corporación queremos proyectar nuestro conocimiento en el crecimiento de núcleos residenciales, siempre bajo el paraguas de la sostenibilidad.

Nuevas tendencias en la compra de edificios sostenibles

Una vivienda sostenible es aquella que intenta minimizar al máximo el impacto de su construcción en el medio ambiente. Su principal objetivo es reducir el consumo energético aprovechando los recursos del entorno y fomentando el reciclaje.

Este tipo de vivienda busca ser respetuosa con el medio ambiente. No solo teniendo en cuenta todas las fases del proceso de construcción, sino también promoviendo que las rutinas de sus habitantes tengan el menor impacto posible en el entorno y que el edificio sea lo más independiente posible energéticamente hablando.

Hay algunos elementos a tener en cuenta y que son esenciales para propiciar que una vivienda sea sostenible. Hay que tener en cuenta la ubicación, la orientación y el entorno en que se encuentra el edificio. Así podremos aprovechar al máximo los recursos disponibles como la luz o el agua, con el objetivo de reducir la demanda energética.

Por otro lado, como hemos comentado, es imprescindible poner atención a todas las fases del proceso de construcción. Es fundamental utilizar materias primas ecológicas y aislantes, poniendo especial atención a ventanas y balcones, lugares por donde por donde más energía se pierde. En este proceso también debemos prever la instalación de fuentes de energía renovables como placas solares y de sistemas de calefacción y reciclaje eficientes.

La transformación de viviendas para adaptarlas a las nuevas necesidades

En resumen, una vivienda sostenible tiene el objetivo de maximizar el ahorro energético y conseguir el mayor rendimiento de la energía que el inmueble recibe del entorno.

Actualmente hay una gran necesidad de adaptar activos residenciales que han quedado obsoletos a las nuevas necesidades de la población. Para conseguirlo, se desarrollan nuevos materiales y técnicas de construcción, así como la aplicación de tecnologías que permitan la mejora y la innovación de los procesos.

Uno de los aspectos que más preocupan hoy en día es la baja eficiencia energética de los edificios. En la mayoría de los casos conlleva un consumo muy elevado de energía para disfrutar, por ejemplo, de una temperatura confortable o de una buena iluminación.

Desde Renta Corporación contribuimos a crear entornos de calidad cada vez más sostenibles para nuestros clientes, teniendo como principal motor la gestión eficiente de los recursos. Para ello, promovemos el consumo racional de los recursos energéticos, el reciclaje de materiales y recogida de residuos.