Sala de
Prensa

Volver al listado Renta Corporación reorganiza su estructura directiva para adecuarla al entorno actual

RENTA CORPORACIÓN REORGANIZA SU ESTRUCTURA DIRECTIVA PARA ADECUARLA AL ENTORNO ACTUAL 

. La vicepresidenta, Anna M. Birulés, y el consejero delegado, César Bardají, dejan la compañía. 

. David Vila es nombrado vicepresidente, Juan Velayos consejero delegado y Javier Carrasco director general corporativo. 

. Como consecuencia de esta reorganización, la alta dirección pasa de 6 a 4 ejecutivos y se reduce la plantilla en otras 14 personas.

. La compañía reduce significativamente los costes de estructura. 

. El Consejo ha realizado las estimaciones de las principales magnitudes económicas del semestre, que reflejan unas pérdidas de aproximadamente 25 millones de euros. 

En una coyuntura marcada por la prolongación de la crisis financiera internacional, el Consejo de Administración de Renta Corporación ha aprobado una nueva estructura organizativa, más adecuada a la situación actual. En este contexto y de mutuo acuerdo, la vicepresidenta, Anna M. Birulés, y el consejero delegado, César Bardají, dejan la compañía. Sus atribuciones serán asumidas por los otros miembros de la alta dirección, que cuentan con capacidad, competencia y experiencia contrastadas, y quienes extenderán sus actuales funciones ejecutivas con la incorporación de las nuevas responsabilidades. El presidente de la compañía, Luis Hernández de Cabanyes ha querido destacar la “importante contribución de Anna M. Birulés en el desarrollo estratégico e internacionalización de la compañía en los últimos años”. Asimismo, del consejero delegado ha destacado “su intensa labor en la consolidación operativa y de sistemas, que se han implementado con gran agilidad y eficiencia”.

En el marco de la reorganización directiva, el Consejo de Administración ha aprobado el nombramiento de David Vila como vicepresidente, quién acumulará además sus funciones actuales de director general de operaciones; de Juan Velayos -hasta la fecha secretario general y secretario del consejo de administración- como consejero delegado; y de Javier Carrasco, hasta la fecha director económico financiero, como director general corporativo, cargo que aglutinará a sus actuales responsabilidades financieras las de Sistemas y Recursos Humanos, además de la coordinación de Auditoria Interna. En paralelo a esta reasignación de responsabilidades entre los miembros de la alta dirección, el presidente de la compañía, Luis Hernández de Cabanyes, seguirá ejerciendo las funciones ejecutivas que son propias de su cargo e incrementará su dedicación a la gestión y dirección de la sociedad. “La situación actual del mercado es muy distinta a la que hemos vivido en los últimos años, por lo que nuestra obligación es adoptar todas las medidas que consideremos necesarias para acometer con éxito esta etapa, ciertamente complicada”, ha declarado su presidente, Luis Hernández de Cabanyes, quién además ha añadido “la coyuntura de mercado nos obliga a que la compañía no pueda ni deba ser hoy la misma de hace unos meses y, por tanto, el nuevo organigrama, más simple en estructura y reducido en costes, es más coherente en el actual contexto”. En línea con la nueva reorganización, la compañía ha anunciado que en los últimos días se han formalizado 14 bajas laborales. Tras estos cambios, la alta dirección se reduce de 6 a 4 ejecutivos y la totalidad de la plantilla pasará a ser de 125 personas, lo que comporta una significativa reducción de costes de estructura.

Finalmente, el Consejo de Administración ha realizado las estimaciones de las principales magnitudes del semestre, que siguen reflejando la atonía que caracteriza la situación de mercado actual. Renta Corporación ha adelantado los resultados del primer semestre cuyas ventas se situarán en una horquilla entre 175-176 millones de euros, el margen bruto estimado será negativo en aproximadamente 4,6 millones de euros y el resultado neto estimado supondrá unas pérdidas de en torno a los 25 millones de euros. Los resultados reflejan no sólo la débil actividad registrada en este semestre, sino también determinadas medidas de carácter extraordinario que la compañía ha considerado conveniente adoptar en base a criterios de prudencia contable, tales como provisiones sobre determinadas existencias o una menor capitalización de intereses. El endeudamiento se habrá reducido hasta los 662 millones de euros, desde los 736 millones de euros que se registraban en diciembre de 2007, en línea con la política iniciada a principios de año por la compañía.

Barcelona, 17 de julio de 2008 .



Para más información:
www.rentacorporacion.com

María Cura / Tina Díaz. Telf +34 93 217 22 17
adiaz@llorenteycuenca.com